Yohanna M. Roa
Artes Visuales

contact / home

Territorio en discusión
Museo La Tertulia
Curaduría Yohanna M. Roa

Los lugares ya no se interpretan como recipientes existenciales permanentes,
sino que son entendidos como intensos focos de acontecimientos,
como concentraciones de dinamicidad, como caudales de flujos de circulación,
como escenarios de hechos efímeros, como cruces de caminos,
como momentos energéticos.

Josep María Montaner.
La Modernidad Superada

El Museo en su estructura y contenido suele proponerse a sí mismo como un lugar que permite al visitante, desde la producción artística, visualizar y comprender los momentos históricos de una sociedad. Frecuentemente el curador o comité curatorial escribe un guión que permite articular el espacio arquitectónico y los objetos, introduciendo al visitante en un recorrido expositivo que busca tejer redes entre la producción artística y un conjunto de obras, insertándolas en un campo más variado, que es el de la cultura misma; a fin de establecer un diálogo que le permita a la obra plegarse en múltiples significados y conexiones.

Esta exposición tiene el interés de abordar el Museo La Tertulia como un territorio que es la suma de significados y cuestionamientos para una comunidad en un contexto determinado: la ciudad de Cali. A partir de la labor de los artistas, el museo se propone como un territorio en discusión en donde la Colección es un foco de acontecimientos conectados con el presente, y la estructura arquitectónica es un caudal del flujo de circulación. Esta relación con el huésped o habitante temporal (ya no con el visitante) transforma al museo en un escenario de hechos efímeros, en un cruce de caminos que van y vienen multiplicándose exponencialmente.

Si entendemos al visitante del Museo como un habitante, un huésped que genera, produce y se adueña de lo que encuentra, para posteriormente transformar y redefinir no solamente los objetos y el edificio, sino las relaciones del Museo con el contexto al cual esta ligado. Al cerrar la brecha generada por la normalización a la que nos vemos avocados por la idea de un museo que se piensa exclusivamente como una estructura arquitectónica contenedora, abrimos la posibilidad al intercambio de reflexiones, flujos de conocimiento entre aquellos que habitamos transitoriamente el Museo, y el mismo deviene ciudad y contexto al dialogar todo aquello que aparenta ser ajeno o distante.

A los artistas se les ha propuesto que a partir de una selección de obras de la Colección del Museo y archivos del Centro de Documentación (CEDOC), planteen relaciones según el interés individual: contextuales, paisajísticas, históricas, con el ánimo de intervenir el espacio arquitectónico del museo y las zonas aledañas.

 

Mario Opazo
Título: Barricada
Intervención escultórica
madera rolliza, costales, arena, tela
Dim: 25x28 metros. Año 2014
Carlos Cruz Diez
Sin Título
Serigrafía
39.5 X 40 cm

Próceres
Registro fotográfico
Luis Camnitzer
1994

Mario Opazo (Tomé, Chile 1969) realiza su pieza a partir de los archivos de dos obras de Luis Camnitzer, que consisten en la escritura de nombres de famosos revolucionarios latinoamericanos: una, el registro fotográfico conservado en el CEDOC del Museo sobre el “Ché” de 1968 (aguafuerte); dos, un aguafuerte original de la obra “Camilo Torres” de 1970, que hace parte de la Colección. También retoma la obra Sin Título del artista venezolano Carlos Cruz Díez (Serigrafía, 1994). Opazo propone la obra Barricada como intervención escultórica al edificio fundacional del Museo La Tertulia. Este edificio se caracteriza por la columnata que lo rodea de formas simples y repetitivas, la forma rectangular y volumen paralelepípedo, evocan apropiaciones arquitectónicas traídas de intenciones clásicas y neoclásicas de porte miliciano. Esta estructura simétrica, sólida y monumental hace referencia al complejo arquitectónico romano E.U.R. originalmente llamado E42. La intervención del artista responde de manera opuesta, orgánica y primitiva, a las características, limpias, industriales y pétreas; se trata de una construcción precaria, una empalizada que cubre parcialmente la arquitectura original a manera de baranda de protección, una empalizada burda, tosca y artesanal, que se comporta a su vez como un supuesto soporte precario pero resistente que sostiene las columnas “a punto de caer”. Cada una de las vigas puede simbolizarnos los próceres latinoamericanos a los que hace referencia la obra de Camnitzer. La empalizada contrasta con el color de la columnata, generando un movimiento visual vibratorio al recorrer el edificio que nos recuerda la serigrafía de Cruz Diez.

 

Adrián Gaitán
Danza en el árbol
Intervención
Madera y espejos en un árbol de la tertulia
300cm x 400cm x 230cm. Año 2014

Robert Kipniss

Backyard IV 
litografía en piedra . Año1974

Backyard IV de Robert Kipniss, (litografía en piedra, 1974) es la obra a la que Adrián Gaitán (Cali, 1983) hace referencia. En ella podemos observar una casa detrás de un gran árbol, la imagen es desoladora, la casa parece muda y encriptada, como si ocultara algo. Es un paisaje sencillo pero perturbante. Gaitán propone una intervención con madera y espejos en uno de los árboles, el gran samán ubicado enfrente del Museo. Se trata de una casa en el árbol que ha servido de espacio para un habitante que procuró alcanzar la perfección, practicó insistentemente usando la baranda, y zapatillas ubicados frente al espejo, que es acompañado por una impresión del Hombre de Vitruvio de Leonardo  Davinci, conocido como la representación del canon de las proporciones humanas. El lugar abandonado ya por su habitante “original” es un vestigio que evidencia un intento ingenuo de buscar inspiración permaneciendo lo más cerca posible al Museo, convirtiendo su historia y trabajo personal en un paralelo existencial de la historia: no hay una sola historia, hay una serie de descentramientos surgidos por la provocación del Museo. No sabemos si aquel habitante lo logró o sencillamente desistió, lo que si es seguro es que ha dejado este espacio como testigo del lugar.

 

 

Henry Salazar

“Sin titulo (afueradentro)”

Técnica: Instalación. Construcción con maderas recicladas. Fuentes de luz. Dimensiones variables. Año: 2014


arriba: Edward Rushcha
Man walking away from it all
(Hombre caminando lejos de todo o alejándose de todo)
Agua fuerte.
Dim:25.5 X 79 cm. Año1980

Abajo: Palafita del pacífico colombiano

Tras un incendio ocurrido en 1947, Wiener & Sert diseñaron el Plan Tumaco bajo la tutela del arquitecto francés Le Corbusier, con el apoyo del gobierno nacional. Se trataba de un plan urbanista que tenía como objetivo transformar y reconstruir la ciudad con un proyecto de parcelación, nuevos tipos de casas, edificios de carácter oficial, prolongación de la vía férrea, construcción del aeropuerto, muelles, servicios y base naval militar. El proyecto jamás se llevó a cabo. Tumaco esta ubicado en el pacífico colombiano, que es una región irrigada por ríos que configuran extensos deltas y una trama de circuitos acuáticos por donde es posible navegar y desarrollar múltiples actividades de intercambio social y comercial. Los palafitos, son las construcciones que han surgido como asentamientos fluviales que permiten toda una riqueza cultural en torno al agua, son viviendas de madera apoyadas en estacas o pilares sobre el mar, ríos, lagunas o caños. Henry Salazar (Cali,1975) entabla un diálogo arquitectónico entre diferentes órdenes de construcción habitacional. Inserta un palafito-mirador frente al rio Cali junto a la calle primera en una de las orillas del Museo. Señala la manera como desde lo global se tratan modos de habitar, sin estar mediados por ningún tipo de lectura previa del lugar donde serán insertados estos nuevos modos. Salazar hace referencia a una de las obras de la Colección de Museo: Man walking away from it all (Hombre caminando lejos de todo o alejándose de todo, agua fuerte, 25.5 X 79 cm, 1980) de Edward Rushcha. A partir de la obra, Salazar propone la construcción de un mirador, en donde el paisaje es espejismo y escenario. Este palafito-mirador resulta distante de su “contexto original” se impone de forma extraña y ajena en una construcción urbanística construida en 1968: el Museo. El artista evidencia dos aspectos importantes: Primero, lo absurdo de imponer formas y sistemas que pretenden mejorar y modernizar un lugar sin aproximarse al contexto en donde se insertan. Segundo, la distancia que existe entre el diseño arquitectónico del Museo y sus alrededores con el pacífico colombiano, lugar de donde proviene el diseño de los palafitos a los que se refiere.

Colectivo Sector Reforma : Javier Cárdenas Tavizon- Santino Escatel – Alejandro Founier

Sin título
2014
Dimensiones: 2.5 metros de altura X 4.62 metros de largo y 1 metro de ancho en el pasillo
Técnica: 92 piezas de Caña Brava , pintura acrílica

Carlos Cruz Diez
Sin Título
1994
Serigrafía
39.5 X 40 cm

El colectivo Sector Reforma (Santino Escatel, Javier Cárdenas Tavizon, Alejandro Fournier),  de Guadalajara – México, ha propuesto una intervención escultórica basada en la serigrafía Sin título del artista cinético Carlos Cruz Diez (serigrafía,1994). La obra que originalmente tiene un sentido vertical, ha sido volteada para construir una estructura horizontal, de manera tal que es el movimiento del cuerpo humano lo que genera cambios en la composición de la obra. El colectivo plantea la posibilidad de ver la perspectiva como una proyección de lo imaginario, de lo existente y lo invisible, promoviendo el diálogo integrador entre la obra y el huésped como habitantes temporales del Museo que permite, incluso, provee ese encuentro como cruce de caminos en donde fluye la información.

Un importante referente para este proyecto es la Casa de vidrio de la arquitecta Lina Bo Bardi,  ubicada en Morumbi, al sur de Sao Paulo, construida en un bosque sobre un terreno inclinado con acceso en rampa; por lo que el frente está construido sobre pilotes, mientras la parte de atrás se halla inmersa en una horadación del terreno, apoyada en muros de hormigón. Bobardi mantuvo esa pendiente y el bosque a fin de  conservar una relación directa con las características naturales del entorno, permitiendo así que sea posible el jardín ubicado debajo de la casa, que es en realidad el ángulo de la pendiente. La casa tiene un ventanal que recorre los tres lados que se encuentran despejados de barandas. Esta casa “flotante” esta aparentemente desprotegida del exterior. Este interés y aprecio por lo existente está presente en el modo en que ella se aproximó al proyecto, la casa está planteada como un órgano en transformación que seguía transformándose con el uso de los habitantes.

De forma similar, Territorio en discusión plantea una brecha en la cual el Museo la Tertulia, con su sólida e interesante Colección y estructura arquitectónica, sea un territorio polisémico que permita la aproximación de diversos actores que lo circundan a partir de diversas perspectivas, las cuales según su referente, llevan y traen información construyendo el Museo en la misma medida que el Museo construye ciudad.

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

< >